fbpx
ActualidadAraucaníaPolicial

Exgope acusa que las palabras del Presidente Piñera lo perjudicaron en el caso de Camilo Catrillanca

Carlos Alarcón, condenado a 16 años por el caso de Camilo Catrillanca, dio una entrevista al medio Golpe Digital, donde recalca que no se siente un asesino y se arrepiente de haber mentido por la institución, ya que ahora se siente abandonado por ellos.

Publicidad Publicidad

El exgope y condenado por la muerte de Camilo Catrillanca en Temucuicui, comuna de Ercilla, fue entrevistado por el equipo de Golpe Digital, donde enfatiza que la condena de 11 años por el homicidio y cinco por homicidio frustrado al menor que acompañaba al joven de 24 años es excesiva. Enfatizando que las palabras que dio el Presidente Piñera lo perjudicaron, ya que la investigación aún estaba en curso.

Cuando se activó una alarma por el robo de tres autos, es que fuerzas policiales ingresan a Temucuicui encontrándose con Catrillanca y M.P.C en un tractor, donde Alarcón disparó y fue esa bala la que le dio muerte a Camilo. 

El mandatario en ese momento mencionó que fue un homicidio a sangre fría, y en palabras del condenado dijo que eso fue “el broche de oro, que me condenó, porque el caso aún estaba en investigación, en pericias”, recalcó al medio Golpe Digital. 

Alega que la sentencia que recibió es excesiva, ya que dice que en todo momento asumió su responsabilidad y que antes de lo sucedido era un “Carabinero bien calificado”, enfatizando que “estoy en las manos de Dios porque él es justo y la justicia del hombre es injusta”. 

Cuando le preguntaron si ha recibido apoyo, él es sincero al reconocer que no ha recibido ningún llamado y su esposa tampoco, por lo que se siente abandonado por la institución y no así por sus excompañeros y es claro en decir que se arrepiente de mentir por la jefatura: “Ya que por ellos quedamos mal, quedamos peor como patrulla, como especialidad Gope, por el hecho de haber mentido, de haber declarado falsamente, por eso me arrepiento de haber obedecido a mis superiores”

Por lo tanto, Alarcón dice que no se siente un asesino, agregando que “aunque mi proyectil haya salido de mi fusil, yo me considero inocente de los cargos que me están inculpando” y que le ha pedido perdón al padre de Camilo Catrillanca, pero él no las acepta. 

Finalmente enfatiza que todo esto fue por el robo de tres autos a unas profesoras, diciendo: “Ellos eran sindicados como partícipes del robo, no eran ningunas víctimas, porque después de lo que pasó, pasaron a ser víctimas”, dijo al mencionado medio. 

Por: Catalina Nahuelfil Henríquez

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar