fbpx
ActualidadDeportesEspectáculosFútbolNacional

Los juveniles cruzados y su auspicioso futuro para el relevo de la selección

El propio King Arturo Vidal, reconoce el mérito de los cruzados con sus cadetes y ve en ellos a los futuros crack de la selección

Publicidad Publicidad

La historia se cuenta por si sola, se dice que las oportunidades se dan y hay que aprovecharlas, y así las han hecho algunos de los llamados «patrulla juvenil de los cruzados», quienes se echaron el equipo al hombro y asumieron las bajas de los titulares, para mojar la camiseta y jugar por los tres puntos que le permiten al bicampeón del fútbol chileno, soñar con su primer tricampeonato y esta vez de la mano y con  ayuda de sus canteranos. 

Con un punto arriba de su contendor directo, los cruzados salieron a la cancha a enfrentar a un Huachipato que siempre es difícil y esta vez, no debía ser la excepción. La novedad para los elegidos por el técnico Ariel Holan, era que por molestias físicas no contaba con los mas experimentados y su tridente ofensivo estaba formado por dos juveniles y el experimentado jugador argentino Gastón Lezcano, quien a los primeros minutos del partido tuvo que salir por una lesión y lo reemplazó el delantero de 18 años Alexander Aravena, llamado a ser el futuro 9 de la selección.

Y como si esto del fútbol no fuera lleno de imprevistos, a los pocos minutos después, saldría lesionado otro experimentado jugador, que estaba cubriendo el puesto de defensor central, debido a las lesiones, es así como Juan Fuentes, actual jugador que pertenece a Estudiantes de la Plata de Argentina y que vino a préstamo a la Católica, salió también lesionado y Holan envió sin tanto que pensar, al juvenil Carlos Salomón de 20 años, quien demostró con su gran físico de 1.84 que podría ser perfectamente el reemplazo del lesionado German Lanaro, quien estará fuera por seis meses de las canchas. 

Así sin mas sobresaltos, ambos equipos se fueron al descanso y los cruzados liderados por el talentoso Diego Bounanotte y el motor cruzado Ignacio Saavedra, más la garra del trasandino Luciano Aued, llegaron al gol por un disparo del juvenil Gonzalo Tapia que contiene a medias el arquero de Huachipato y con olfato de goleador, el espigado Diego Valencia, no tuvo piedad para batir al meta y cobrar el primer gol del partido.

Con el uno a cero Huachipato salió a buscar el empate y ahí fue cuándo el cuestionado entrenador de Católica, que se ha caracterizado por no hacer cambios y sacarle el máximo de rendimiento a sus jugadores, decidió de una manera no habitual, enviar a dos juveniles más, para darle velocidad a la salida, y entraron en el medio campo Marcelino Núñez de 20 años, autor del golazo de tiro libre en la Copa Libertadores y Clemente Montes, un veloz media punta que no alcanzaron a estar un minuto en la cancha y Núñez robó un balón en el medio y avanzó junto a su compañero, a quien le cruza el balón y Montes a sus 19 años no tuvo problemas para batir al portero con un disparo a ras y poner el dos a cero para los cruzados, dándole razón al técnico por confiar en ellos.

Pero como si esto fuera poco, en un gesto de compañerismo y calidad, a los pocos minutos después, seria Montes quien desborda por la banda izquierda y centra al medio para que su compañero Núñez, fusile al arquero de Huachipato y celebren todos juntos el tres a cero final, con una gran jugada entre estos dos crack que están llamados a ser la renovación de la roja de todos. 

Como antecedente final, los cruzados pusieron en cancha a 7 juveniles: Carlos Salomón (20), Ignacio Saavedra (21), Marcelino Núñez (20),  Clemente Montes (19), Diego Valencia (20), Gonzalo Tapia (18),  Alexander Aravena (18)

Diego Valencia (Fotografía de Cruzados)
Clemente Montes (Fotografía de Cruzados)
Marcelino Núñez celebrando su gol junto a Ignacio Saavedra (Fotografía de Cruzados)

 

 

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar