fbpx
ActualidadCoronavirusNacionalPolicialReportaje

El fanatismo contra la razón: «pastor evangélico condenado por delitos sexuales a menores sigue haciendo su culto en plena crisis sanitaria»

Ricardo Cid Castro, pastor evangélico que se hiciera conocido por decir que hacía llover oro y que en el año 2015 fue condenado por delitos sexuales, sigue realizando culto pese a las prohibiciones producto del COVID-19.

Publicidad Publicidad

Cuando hablamos de que la Fe, es algo que no se explica, que se siente y si pudiéramos explicarla estamos claros que entendemos que existe algo superior que puede contra todo y todos. Pero si tenemos al frente a un pastor que ha sido procesado por abusos sexuales a una menor con una condena de siete años por el delito. Lo mínimo que uno podría esperar es que, los seguidores desaprueben su conducta y al menos, no permitan que vuela a estar en contacto con menores. ¿Acaso la Fe que no va a cometer los mismos delitos, es creer en un imposible?. Dejaré abierta la pregunta, porque es una decisión tan personal, como perdonar y aceptar el perdón.

Eso ya resulta complejo de entender, que aún conociendo los antecedentes, existan padres que lleven a sus propios hijos ante un abusador sexual, para que les hable de Religión, Amor y Espiritualidad.  Pero la noticia que ahora,  además preocupa, es que en plena  crisis sanitaria, la necesidad de seguir reuniéndose no tiene otro sentido que el «fanatismo», por una parte desde el pastor que necesita a sus fieles, para recibir ofrendas y poder subsistir y de los fieles, que necesitan encontrar a un ser superior, en las palabras de un pastor. 

Así sucedió durante el fin de semana en la comuna de La Pintana  donde el pastor en cuestión Ricardo Cid Castro, líder de la iglesia «Impacto de Dios», continua haciendo sus cultos con sus fieles,  y esto  ha generado un mayoritario rechazo en redes sociales, ya que a la actividad religiosa llegaron decenas de personas sin las medidas de precaución necesarias debido al Coronavirus. Lo que hace que el virus se siga propagando por la irresponsabilidad de los fanáticos que no pueden entender, que es necesario el distanciamiento social, para evitar el contagio.

Al ser sorprendidos por el equipo de prensa de Chilevisión, todos los feligreses se retiraron, incluso en la locomoción colectiva y sin medidas de protección. Uno de ellos que se retiró en vehículo, intentó atropellar al camarógrafo en su salida.

Sobre el pastor,  «Lo vamos a buscar de todas formas, no se va a escapar». con esas palabras la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro, anunció acciones legales contra el pastor evangélico Ricardo Cid Castro.

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar