fbpx
Nacional

Caso Ámbar Cornejo: Boletas y mensajes de texto inculpan a la madre en el crimen de su hija

Publicidad Publicidad

Unas boletas de almacén por la compra de cera y mensajes de texto son las principales pistas que apuntan a la presunta participación de Denisse Llanos en el crimen de su hija Ámbar Cornejo, la joven de 16 años que fue encontrada fallecida en la comuna de Villa Alemana.

El hallazgo de este papel ocurrió mientras la mujer estaba internada en un hospital psiquiátrico, pues intentó quitarse la vida tras señalar que «estaba deprimida y con mucha pena», según consignó Fiscalía.

Desde la Policía de Investigaciones (PDI) señalaron que en un principio no le dieron mayor importancia al hecho de que el piso de la vivienda donde fue encontrada Ámbar estuviese encerado.

«Desde el primer día nos fijamos que el piso de esta casa era de madera que se encontraba pintado rojo con cera del mismo color y había ceras ubicadas en el sector de la cocina que no nos llamaron la atención, porque son elementos comunes en cualquier casa», explicó el subcomisario Mauricio Martínez.

«Sin embargo, con el correr de los días se logra determinar que estas ceras tenían un protagonismo especial dentro de esta investigación», agregó.

Boletas fueron la pista clave

Dentro de las pertenencias de Llanos se encontraron un par de boletas por la compra de ceras para el piso, que eran con fecha del 29 de julio y 30 de julio, las que correspondían a un minimarket.

«Siempre estuvo en concierto con él (Hugo Bustamante), que ya sabía lo que él había hecho y además estaban de acuerdo en que ella tenía que volver al día siguiente. Si eso lo juntamos con la compra de la cera y pintura para piso, entonces evidentemente ella sabía lo que tenía que comprar y a qué es lo que iba», manifestó la fiscal María José Bowen.

El relato del almacenero

Francisco Gaona, dueño del minimarket en donde fue comprada la cera, relató que «compró dos ceras, me las llevó para allá y me canceló. Entró y salió al tiro».

«Después cuando llegó la PDI, mostraron la boleta y dijeron que había sido comprada una cera y ahí recién me vine a dar cuenta», aclaró.

Mensajes de texto y búsquedas en el teléfono

La PDI también logró rescatar algunos mensajes que horas más tarde, en Limache, la madre de Ámbar le envió al imputado por el crimen de la menor. «Estoy más tranquila, me avisas la hora. Amor te extraño, muchos besitos», dice uno de ellos.

«Ese tipo de mensajes da cuenta de que algo había pasado efectivamente», sostuvo el subcomisario Martínez.

Según la formalización, Bustamante en este lapso de tiempo había sepultado a Ámbar bajo el piso del mismo inmueble, en un forado de 52 centímetros de profundidad que él mismo realizó y cubrió con tablas.

«Se encontró en su teléfono (de Bustamente) búsquedas de materiales para llevar a cabo su cometido», señaló el jefe de la Brigada de Homicidios de Valparaíso, el subprefecto Eric Martínez.

A esto, la fiscal regional de Valparaíso, Claudia Perivancich, añadió que también se hallaron «otras búsquedas, como llaves para inmovilizar a una persona, incluso algunas bastante más escabrosas que tienen que ver con el manejo del cuerpo una vez que se haya producido la muerte».

* La nota informa el proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar