ActualidadAraucaníaColumna de OpiniónJudicialNacionalPolíticaTemuco

El «Naranjazo» que catapultará a Boric a la presidencia

Columna de opinión por: Juan Jorge Faundes Merino

Publicidad Publicidad
Hoy estamos siendo testigos de un nuevo naranjazo que muestra el temple de un diputado, Jaime Naranjo Ortiz (70 años) , capaz de poner en riesgo su salud para hablar durante horas en la Cámara hasta que pasada la próxima medianoche, en la madrugada de mañana, con el arribo del diputado Jackson, haya quorum para aprobar la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera.
En 1964, el sorprendente triunfo de Óscar Naranjo Arias, del Frente de Acción Popular (FRAP), en la elección complementaria de un parlamentario en Curicó, que la derecha veía como carta segura, asustó a la derecha y la llevó a quitarle el piso a su candidato presidencial, Julio Durán, para darle el apoyo al PDC Eduardo Frei Montalva en contra del socialista Salvador Allende. Eduardo Frei ganó la elección presidencial el 4 de septiembre de ese año, con un 56,09 % de los votos.
El socialista Óscar Naranjo había ganado con un 39,67% y su triunfo insospechado quedó en la Historia de Chile como «El Naranjazo». La derecha, sacó un 32,95% y la DC un 27,38%.
Si el naranjazo de 1964 fue una victoria pírrica cuyo efecto fue volcar a la derecha hacia la DC, entonces el centro, es probable que hoy, más de medio siglo después, sea a la inversa, y el ejemplo del diputado Naranjo mueva al electorado y al PDC hacia Boric, para ganar a Kast en primera vuelta. Porque es muy difícil -digamos que imposible- que este naranjazo provoque una estampida de la derecha hacia la DC Yasna Provoste.
QUIÉN ES JAIME NARANJO
La biografía de Jaime Naranjo avala su actitud permanente de compromiso con los campesinos, los perseguidos y los derechos humanos:
En plena Dictadura, durante 1976 y 1977, trabajó en el Instituto de Promoción Agraria, INPROA, del Arzobispado de Santiago, y entre 1980 y 1989, en la Pastoral Social.
Paralelamente, entre 1982 y 1989, colaboró con el Obispo de Linares, Carlos Camus, en la Pastoral Social de la Iglesia Diocesana, siendo encargado de la capacitación y organización campesina del Departamento de Acción Rural (DAR).
En 1984 colaboró en la formación de la agrupación Esperanza Campesina y en 1985 se incorporó al Partido Izquierda Cristiana y fue designado director del Departamento de Laicos.
En 1986, fue nombrado presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Provincia de Linares.
En 1989, colaboró en la organización de los trabajadores asalariados de Linares, formando el Movimiento de Trabajadores y Campesinos Sin Tierra.
En 1992, las Agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Los Ángeles, Concepción, Chillán, Parral, Linares, Talca y Valparaíso, los distinguieron por su compromiso con la Verdad y la Justicia.
En 1993, recibió el Premio Cardenal Raúl Silva Henríquez entregado por la Comisión de Derechos Humanos de Rancagua, por su intransable defensa y difusión de los Derechos Humanos.
En 1995, fue premiado por la Comisión Chilena de Derechos Humanos por su compromiso en la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos en Chile y en el extranjero. En 1997, fue distinguido por la Diócesis de la Iglesia Católica de Punta Arenas por su testimonio por construir la Paz; y por la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Chile, por su trabajo de apoyo en la búsqueda de sus seres queridos.
Enlace al debate en la Cámara: https://www.camara.cl/prensa/television.aspx
Mayor información biográfica y parlamentaria de Jaime Naranjo en
                                                                                                                      Autor: Juan Jorge Faundes Merino
Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar