fbpx
Nacional

INDH por carabinero que baleó a malabarista: “No es simplemente sacar la pistola y disparar, hay otras formas”

Publicidad Publicidad

El director subrogante del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), el abogado Branislav Marelic, se refirió a la investigación y formalización del carabinero que baleó al malabarista Francisco Martínez en la comuna de Panguipulli, el pasado viernes, al resistirse a un control policial.

Cabe recordar que el Juzgado de Garantía de Panguipulli decretó arresto domiciliario total en el centro en que ya está retenido, y consideró que último disparo realizado constituye “exceso policial en el uso de la fuerza“.

Al respecto, Marelic comenzó sosteniendo en ADN Hoy: “Esta es la primera audiencia de una investigación bastante larga, que todavía tiene que llegar a otras fases y va a tener que llegar a una etapa, eventualmente, de juicio. Esta primera aproximación que hace el Juez de Garantía para todos los efectos tiene que ver con la prisión preventiva o con las medidas cautelares, entonces todavía queda un trecho bastante importante para plantear las tesis de cuál delito cometió el carabinero o no”.

“En general, una de las cosas que nosotros estamos impulsando, y que el tribunal acogió, es que aquí hubo un delito (por parte del carabinero). Cuál delito fue o cómo fueron las circunstancias, es algo que se tiene que ver en la investigación, pero por lo menos sea homicidio simple, calificado o cualquier otro delito que se configure, acá hubo una conducta que no es aceptable en un Estado de derecho“, sentenció.

Asimismo, sostuvo: “Nosotros consideramos en esta primera aproximación, con la información disponible, que también se puede configurar el delito de violencia innecesaria con resultado de muerte, que es un delito específico del Código Militar, específico para Carabineros, y tiene que ver con una negligencia y conductas inaceptables en el ejercicio de la función pública. El homicidio simple es más bien una causal genérica”.

“Con respecto al inicio de la agresión, existen diferentes detalles sobre los niveles de agresión que uno puede razonar, pero lo cierto es que independiente del nivel de agresión, de violencia que podría existir por parte de una situación, uno entiende que Carabineros es un cuerpo profesional que a la primera amenaza no debería solamente desenfundar su arma y apuntar, sino que también tiene otros medios de disuasión”, expuso.

“No puede ser que en una situación de riesgo, entendiendo que puede ser bastante estresante, no es simplemente sacar la pistola y disparar, hay otras formas, otros mecanismos y entrenamiento, tienen bastones, etcétera. Entonces eso también se debe analizar”, agregó el abogado.

Reformar entrenamiento

De igual forma, Marelic planteó sobre la institución de Carabineros: “Pienso que existe una mala formación. En general, una mala preparación o insuficiente puede llevar a patrones de conducta incluso totalmente inconsciente. Si no existe, por ejemplo, una preparación o una forma de abordar los conflictos moderna, tranquila, con preparación, basada en evidencia, lo más probable es que cada carabinero/a pueda usar su instinto, que generalmente es totalmente inapropiado“.

“Lo que debería pasar es que Carabineros debería obviamente reformar su entrenamiento. Acá no se trata de tener cursos de derechos humanos (…) acá es algo mucho más profundo, que es ver en el día a día, cómo Carabineros afronta la situación y cómo se pueden cambiar prácticas pequeñitas o dar conciencia a ciertas cosas en el ejercicio práctico de la labor policial que puedan cambiar y reforzar los derechos humanos”, señaló.

A nivel teórico, de formación, quizás los DD.HH. están bastante completos en cuanto a la malla, pero el segundo paso que uno tiene que hacer es decir cómo eso se aplica en la práctica (…) según lo que se ha visto, y no solamente acá, sino que el 18 de octubre y todos hechos anteriores, demuestra que en la práctica hay una brecha muy grande, y ahí se necesita mucho entrenamiento”, concluyó.

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar