fbpx
Araucanía

ONU dice haber «negociado» con el Gobierno beneficios para los presos mapuche

Publicidad Publicidad

El representante para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Jan Jarab, confirmó en El Diario de Cooperativa que han negociado con el Gobierno de Sebastián Piñera las condiciones penitenciarias de los comuneros mapuche.

Consultado respecto a si Acnudh, liderado por la ex Presidenta Michelle Bachelet, enviará a algún representante para conducir el diálogo por la situación de La Araucanía, respondió que «sin duda; hemos tenido un rol ya de mediación en el asunto de la reforma de condiciones intrapenitenciarias«.

Indicó que «no se refleja interculturalidad», por lo que «hemos tenido una negociación con el ministro (de Justicia, Hernán) Larraín, hemos logrado un cambio que permitirá no sólo las visitas de los machis, de los líderes espirituales de los indígenas, y también que no se va a considerar como falta grave de conducta la huelga de hambre«.

Además, ante los recientes hechos de violencia en La Araucanía, señaló que «hemos llamado a las autoridades que investiguen no sólo los hechos que se mencionaron en los medios sobre los hechos perpetrados por comuneros mapuche, sino que también, y con particular atención, los hechos violentos por civiles en contra de los comuneros mapuche, con una fuerte dimensión de discriminación racial y de odio».

Sobre la crisis en la macrozona, enfatizó en que «no hay que reducir el tema que tenemos hoy a un tema de seguridad».

«La situación chilena se caracteriza por una tensión y conflictividad de largo plazo y me parece muy importante insistir en que la mirada no sea una mirada principalmente de seguridad, porque así no vamos a avanzar, se repetirá el círculo vicioso», remarcó.

En tanto, Rodrigo Curipán, vocero de los comuneros de Angol -que hoy asistió la Comisión de Derechos Humanos del Senado- exigió un diálogo directo con el ministro de Justicia, Hernán Larraín.

«No puedo decir que no han habido acercamientos, efectivamente el día de ayer (martes) sostuvimos una conversación con el subsecretario de Justicia, la misma retórica, la misma forma de plantear las cosas. Si se puede dilucidar si hay algún avance respecto a cómo destrabar la huelga, así se va a atender que los mapuches podamos tener una instancia de diálogo particular con el ministro de Justicia«, sostuvo Curipán.

El vocero aseguró que en la reunión con el subsecretario «nos encontramos con un subsecretario que lo que busca es imponer una forma de diálogo, él nos invita a participar de un diálogo que ellos ya tenían previamente diseñado«.

En este contexto, el subsecretario de Justica, Sebastián Valenzuela, explicó que «son varias demandas de distinta envergadura, de distintas competencias«.

«Les dejamos, precisamente, extendida una invitación (…) para que los voceros, en el caso de los comuneros que se encuentran en huelga de hambre en Angol, participen en estos diálogos: Que se pueden sumar -no se resten a estos diálogo- para este mismo viernes, para que puedan presentar propuestas al Ministerio de Justicia«, agregó la autoridad.

«LOS PETITORIOS EXCEDEN LAS FACULTADES DEL GOBIERNO», DICE MINISTERIO

El Ministerio de Justicia ratificó las negociaciones, que se establecieron en julio y han tenido al menos cuatro instancias, con la participación de Gendarmería, la Unidad de Asuntos Indígenas del Ministerio de Desarrollo Social, centros de estudios, universidades, representantes de pueblos originarios -«incluso algunos de ellos que han estado privados de libertad»-, así como representantes de parlamentarios y relatores y organizaciones de DDHH, nacionales e internacionales.

Aunque destaca que el Ministerio, «en forma permanente, ha buscado espacios de diálogo con quienes están en huelga de hambre, lo que ha permitido, por
ejemplo -en conjunto con instituciones y organizaciones de DDHH-, sostener
reuniones en la segunda quincena de julio con el machi Celestino Córdova», recalca que «los diversos petitorios que han motivado la huelga de hambre exceden con creces las facultades que corresponden al Gobierno».

No obstante, mediante una minuta, resalta que el 29 de julio dictó una resolución que establece nuevas disposiciones para el Reglamento Penitenciario, «en consideración a la normativa nacional e internacional sobre pertinencia cultural y religiosa (…) a la luz de los criterios establecidos en el Convenio 169 sobre Pueblos Originarios, en materias importantes y de relevancia como lo son las educacionales, de salud, religiosas, espirituales y culturales».

«Con ello, se mejoran desde ya las condiciones de reclusión de personas pertenecientes a los distintos pueblos originarios y credos existentes en Chile, considerando no solo una mirada a nivel central, sino que también, la opinión y circunstancias de la realidad regional de cada unidad penal», complementa, subrayando que se trata de «una primera y efectiva actualización de la normativa penitenciaria».

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar