fbpx
Actualidad

Resultados positivos: Vacuna contra el coronavirus de Oxford es «segura» y produce reacción en sistema inmune

Publicidad Publicidad

Durante la jornada de este lunes 20 de julio, la Universidad de Oxford dio a conocer que el sistema inmune de los más de 1000 voluntarios que recibieron una dosis de su vacuna, dieron resultados positivos al medicamento, tras producir anticuerpos y glóbulos blancos suficientes para combatir al coronavirus.

Los resultados alcanzados demuestran que el antídoto en el que trabaja Oxford junto a la compañía Astrazeneca, es prometedor y tiene grandes posibilidades de hacer frente al SARS- CoV- 2; sin embargo, esperan realizar sus pruebas con una población más grande para estar completamente seguros de su funcionamiento.

En este ensayo, en etapa inicial, los investigadores descubrieron, además, que la vacuna causa pocos efectos secundarios; respuesta que también los mantiene optimistas en esta fase de los ensayos. De hecho, la confianza en los resultados es tal que Reino Unido ya ordenó 100 millones de dosis de la vacuna, consignó la BBC.

¿Qué dijeron los investigadores?

Ante estos resultados, la profesora Sarah Gilbert, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, sostuvo: «todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que podamos confirmar si nuestra vacuna ayudará a manejar la pandemia de Covid-19, pero estos primeros resultados son prometedores».

La especialista resaltó, que si bien es cierto que los voluntarios no desarrollaron efectos secundarios graves, el 70% de ellos presentaron fiebre y dolor de cabeza. No obstante, Gilbert manifestó que no son síntomas de gravedad y que los mismos pueden ser tratados con paracetamol.

¿Cómo funciona la vacuna?

La vacuna de Oxford y Astrazeneca, conocida con el nombre de ChAdOx1 nCoV-19, está compuesta de un virus genéticamente modificado que causa el resfriado común en los chimpancés.

De acuerdo al grupo de científicos, el virus se ha modificado de manera tal que no puede causar infecciones en las personas y permite neutralizar al coronavirus; además que permitiría que el virus no aparezca más en una personas que ya se haya infectado.

Los anticuerpos son proteínas pequeñas producidas por el sistema inmunitario que se adhieren a la superficie de los virus. Los anticuerpos neutralizantes pueden desactivar el coronavirus. Mientras que las células T, un tipo de glóbulo blanco, ayudan a coordinar el sistema inmunitario y pueden detectar cuáles de las células del cuerpo han sido infectadas y destruirlas.

Además de los resultados positivos que mostró la vacuna de la Universidad de Oxford en asociación con AstraZeneca; un segundo medicamento candidato, el apoyado por la compañía china Cansino Biologics, provocó una fuerte reacción de anticuerpos en otro ensayo llevado a cabo en unos 500 participantes, según la revista The Lancet.

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar