fbpx
Araucanía

Evópoli y La Araucanía: «El Ejército, de entrar, tiene que entrar con todas sus atribuciones»

Publicidad Publicidad

La situación de violencia en la Araucanía ha ido en escalada en las últimas semanas, marcando algunos hitos que hasta ahora veían lejanos. Por ejemplo, el atentado incendiario del fin de semana -que destruyó 17 maquinarias y camiones- ocurrido en pleno radio urbano de Temuco, que afectó a una empresa constructora de la zona.

Esta situación llevó a que en su primer día de regreso de vacaciones, el Presidente Sebastián Piñera decidiera convocar a un gran acuerdo nacional para enfrentar y condenar los «actos terroristas» ocurridos en la zona. 

El presidente de Evópoli, Andrés Molina, tiene una amplia experiencia: es diputado del distrito 23, que incluye 16 comunas aledañas a Temuco, y fue intendente durante la primera administración del Presidente Piñera.

«Hemos vivido durante el verano una situación en la que estamos en un riesgo muy eminente, de un enfrentamiento entre particulares. Cuando no tenemos realmente un marco legal que nos permita ordenar la cosa. Hoy día hay un desorden brutal en nuestras regiones», comentó en entrevista con Pauta Final, de Radio PAUTA.

«Yo espero que tengamos a la vista todas las alternativas (…) creo que aquí hay una situación en la que tenemos que revisar cuáles son los estados de excepción que existen en las zonas donde efectivamente el orden público no está siendo parte de lo que es una democracia», complementó. 

El parlamentario separó también la situación delictual con la realidad de las comunidades indígenas. «Yo creo que muchos casos (…) no tienen nada que ver con personas que vienen de una comunidad o del pueblo mapuche. Tenemos que tener mucho cuidado con mezclar eso, y tenemos que ser capaces, los del mundo político, de hacer la separación, lo que no lo veo en sectores sobre todo de centroizquierda e izquierda».

Respecto del eventual ingreso de militares a la zona, con el objetivo de controlar la situación de violencia ampliamente extendida, Molina planteó: «El Ejército, de entrar, tiene que entrar con todas sus atribuciones y tenemos que estar conscientes de lo que son las consecuencias de eso. Por lo tanto no son decisiones fáciles, tienen que tener cierta meditación, y tienen que también estar muy claras en qué momento se toman esas decisiones». 

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar