fbpx
NacionalPolítica

Abstención de Pamela Jiles incide para que el RN Diego Paulsen siga siendo Presidente de la Cámara de Diputados

Con las abstenciones de los diputados de oposición Pamela Jiles, Renato Garín, Félix González, Jenny Álvarez y Florcita Alarcón se impuso el rechazo con 69 votos y a favor 68 y las cinco abstenciones fueron gravitantes por lo estrecho del resultado

Publicidad Publicidad

En línea con las exigencias reglamentarias, la Sala tomó conocimiento sobre la reclamación a la Mesa, compuesta por el Presidente Diego Paulsen (RN) y los Vicepresidentes Francisco Undurraga (Evópoli) y Rodrigo González (PPD), y optó por su rechazo, por 68 votos a favor, 69 en contra y cinco abstenciones.

La reclamación fue presentada en noviembre pasado por los/as diputados/as Giorgio Jackson (RD), Camila Vallejo (PC), Claudia Mix (Comunes) y Alexis Sepúlveda (PR), en representación de sus respectivos comités. El punto objetado fue que, en una sesión, no se dejó votar a la diputada Vallejo y al diputado Cristóbal Urruticoechea (RN).

Para defender dicha postura intervino el diputado Gonzalo Winter (PCS), quien sostuvo que la medida se interpuso bajo dos consideraciones:

  1. La mencionada objeción al derecho de voto.
  2. La representatividad de la Mesa frente a la mayoría política de la Corporación.

Sobre el primer punto, el legislador del Frente Amplio reconoció que no todos en la oposición estiman que se haya inhibido el derecho a voto, ni que haya habido una mala intención de parte del Vicepresidente Undurraga. Estimó que en esta materia hubo falta de experiencia respecto del uso de normas aún no claras y con poca tradición, como son las disposiciones relativas a sesiones telemáticas.

Mayor relevancia asignó al segundo aspecto de su defensa, donde criticó que, tanto el Presidente Paulsen como el Vicepresidente Undurraga, son parte de una coalición que no representa el sentir político mayoritario de la Cámara.

En dicho plano, observó que la situación trae paradojas como el hecho que los legisladores voten en contra de la admisibilidad de determinados proyectos que, luego, la Corporación declara por votación admisibles y deben ser defendidos ante el Tribunal Constitucional.

La causal principal es la formación de una legítima mayoría distinta a la que la eligió (…) la Corporación tiene derecho a optar por una Mesa que los represente”, insistió.

Para defender a la Mesa expuso el diputado Andrés Longton (RN), quien relevó la importancia de actuar por el bien del país, sobreponiendo las posturas personales o partidarias a través del diálogo y el entendimiento en democracia.

Sostuvo que apoyar la censura implica avalar el ansia de poder de un sector y dar firmeza a las opiniones que descalifican a los políticos, por estar preocupados más de sus propios intereses y metas que las de la nación.

Además, remarcó que sería un acto injusto, ya que quienes presentaron la reclamación reconocen que la Mesa ha actuado de manera correcta y que la norma reglamentaria en torno al tema del ejercicio del voto fue derivada de un acuerdo de los comités, donde están representados todos los sectores.

Asimismo, destacó que los titulares fueron electos por una mayoría en la Cámara, de manera democrática, al tiempo que observó que han actuado de manera desapegada de sus tendencias políticas, asegurando la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.

Tras declararse rechazada la reclamación, la actual Mesa mantiene su titularidad al frente de la Cámara de Diputadas y Diputados.

Norma reglamentaria:

  • El artículo 27 del Reglamento de la Cámara define que un jefe de comité podrá reclamar de la conducta de la Mesa.
  • La reclamación podrá debatirse durante veinte minutos, que usarán, a su arbitrio y por mitad, uno o más diputados que impugnen la conducta de la Mesa y otro u otros que la apoyen.
  • Si se acoge la reclamación, se producirá de inmediato la vacancia de todos los cargos y se procederá conforme a lo dispuesto en el artículo 45 (forma de elegir la Mesa).

 

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar