fbpx
Nacional

Autoridades del Minsal indican que deberá haber un “delito flagrante” para poder realizar fiscalizaciones de Fiestas Patrias y Zúñiga sostiene que no son “allanamientos”

Publicidad Publicidad

Los subsecretarios Paula Daza y Arturo Zúñiga reforzaron esta mañana cómo se llevarán a cabo las fiscalizaciones al interior de los hogares en el marco de Fiestas Patrias.

Como han indicado anteriormente las autoridades, para este fin de semana largo se permitirá que en las comunas que se encuentren en las fases 2,3,4 y 5 las personas puedan realizar reuniones sociales con un máximo de cinco invitados adicionales a los que viven en el lugar y además, se permitirán encuentros de 10 personas en lugares abiertos. Quienes incumplan esta norma podrían ser fiscalizados por funcionarios de la seremi de Salud de cada región, junto a Carabineros.

En ese sentido, y frente a la polémica que ha surgido tras la realización de este anuncio, el subsecretario Zúñiga, manifestó que “yo creo que la palabra allanamiento está mal utilizada. El allanamiento uno lo ve cuando Carabineros va a un lugar y empieza a buscar drogas, armas. Acá lo que se hace es una fiscalización”.

En conversación con Radio Universo, la autoridad explicó, igualmente, que para que se pueda realizar esa fiscalización no solo tiene que haber una denuncia, sino que tiene que haber ruido o el seremi ver cómo entran más de cinco personas, “o sea, tiene que haber un delito flagrante y de esa forma tenemos la autorización, a través de lo que dice el código sanitario, de poder tocar el timbre y fiscalizar que se esté cumpliendo. Tiene que haber mucha evidencia de que se está cometiendo un delito».

Además, agregó que “si la seremi sorprende a 10 u 11 personas entrando a una casa tiene argumentos de sobra saber saber quiénes son los que viven y quiénes son los que no viven en ese hogar. Si se demuestra que esas 11 personas viven en el hogar está todo bien, pero si además de esas 11 hay otras seis en la casa, la probabilidad de que vivan 16 personas en esa casa es bastante baja y ahí hay una presunción de un delito flagrante”.

Por su parte, la subsecretaria Daza indicó que “lo que va a pasar es lo siguiente. Solo en caso de que haya una denuncia evidente, que una persona esté en su casa y sienta que al lado llega gente, que hay música fuerte y que se esté rompiendo la norma sanitaria, la autoridad sanitaria podrá ir con su credencial”.

“Lo que hemos dicho y lo que va a suceder es que va a ir la autoridad sanitaria y va a ir con Carabineros frente a una denuncia, frente a un delito flagrante por parte de la ciudadanía. Si siente (la seremi) que se está poniendo en peligro la salud de las personas, ahí va a actuar de forma inmediata”, sostuvo en Radio Agricultura.

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar