fbpx
AraucaníaTemuco

La complicada visita de la ministra Rubilar a Temuco: incidentes y críticas a la falta de representatividad marcaron Füta Trawün convocado por lonkos

Publicidad Publicidad

“Hemos denominado este Comité para Araucanía-Arauco, el Wallmapu, para poder enfrentar de manera integral todo el trabajo que estuvo materializado en el gran Acuerdo por la Paz y el Desarrollo de La Araucanía que el Presidente lanzó en la Novena Región durante el 2020”, dijo este martes la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar al anunciar la creación de esta mesa social.

Sin embargo, la primera visita a terreno de las autoridades de Gobierno tras el anuncio de la nueva política para la zona mapuche, fue compleja. La secretaria de Estado llegó hasta La Araucanía para participar en un Füta Trawün, que estuvo marcado por los incidentes, un cambio de escenario –desde Carahue, donde estaba programado originalmente, al Estadio Germán Becker de Temuco– y una andanada de críticas.

Con todo, a la salida de la instancia, Rubilar dijo que agradecía «la invitación de los lonkos, vinimos a escuchar con el corazón abierto y la mente abierta». De paso, desestimó los cuestionamientos a la falta de representatividad de la convocatoria. «No hay un solo grupo que se pueda atribuir la representatividad del pueblo mapuche», añadió.

En las afueras del Germán Becker se congregaron manifestantes mapuche y, debido a los crecientes incidentes, la reunión que sostenía Rubilar tuvo que ser suspendida por momentos. Según Radio Cooperativa, se estima que hicieron ingreso alrededor de 80 manifestantes al recinto, quienes se enfrentaron a Carabineros. Se reportó un uniformado lesionado.

La misma Rubilar dijo sobre estos disturbios que «el camino es la construcción, esta es la primera semilla de paz para cosechar justicia». «Las desconfianzas de muchos que están afuera es muy justificada, pero queremos dar pasos firmes hacia concretar las demandas del pueblo mapuche», agregó, diciendo que el mismo Presidente Sebastián Piñera envió un mensaje a los presentes a través de un video.

Además de la ministra Rubilar, en la reunión había un representante de la Corte Suprema y alrededor de 20 comuneros mapuche. También estuvo el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), cuyo director, Sergio Micco, explicó que concurrieron «en calidad de observadores, como siempre lo hacemos cuando los Derechos Humanos del pueblo Mapuche están en tensión con el Estado».

Los ausentes

Si bien en la reunión había 20 representantes mapuche, los manifestantes que estaban en el exterior indicaron que los representantes en la cita, que dialogan con el Gobierno, no son «conocidos» y, por ende, no respetarán lo acordado.

Ana Llao, werkén de la organización Ad Mapu, acusó que se trata de una «reunión de amigos en forma clandestina», por lo que aseguró que no aceptarán ningún acuerdo que se alcance en ella. «Nosotros no podemos validar, ya que ellos se han juntado al calor del sufrimiento de nuestros presos mapuche», puntualizó. «El Gobierno ya no tiene capacidad de pensar», dijo. «Ni siquiera son lonkos, son machis», agregó.

Aucán Huilcamán, vocero de comunidades mapuche, aseguró a través de un comunicado que la ministra Rubilar «no fue recibida por ninguna de más de 3.000 comunidades mapuche tradicionales asentadas con títulos de merced. Incluso a raíz del creciente rechazo que ha recibido de parte del Pueblo Mapuche, la ministra delegada se tuvo que refugiar y parapetar en el Estadio Germán Becker de la ciudad de Temuco».

«Este hecho sin precedentes pone en evidencia un rotundo fracaso del gobierno del Presidente Sebastián Piñera en su relación con el Pueblo Mapuche, en donde ninguna comunidad Mapuche tradicional y ancestralmente asentada no lo haya recibido, confirma que no son bienvenidos al territorio de sus vecinos Mapuche (WALLMAPUCHE O WALLMAPU) y reafirma que subyacen razones históricas de las tensiones y controversias que ha provocado el propio Estado, omitiendo su responsabilidad institucional y política», explicó.

«El gobierno no atendió las diversas reacciones que generó su reunión con Machi y algunos Lonko en la casa de gobierno. En esa oportunidad se calificó su reunión como hecho comunicacional, apresurado y se le dijo que el buen funcionamiento de la política pública desde el Biobío al sur habría sido suficiente para atender la situación de pobreza económica de los participantes de esa reunión en la casa de gobierno», finalizó, valorando de igual manera que el Gobierno reconociera la existencia «de un territorio vecino, el territorio denominado WALLMAPUCHE O WALLMAPU, lo que entrega un elemental argumento al proceso de restitución territorial y la implementación de la autodeterminación Mapuche».

En tanto, Domingo Namuncura, vicepresidente nacional indígena del PPD, también se sumó a las críticas. “El fracaso del Trawün de Carahue, convocado por el Gobierno para abordar la cuestión mapuche, permite pensar en la inmadurez de esta iniciativa, hoy ampliamente cuestionada por el movimiento social mapuche, autoridades ancestrales e incluso autoridades políticas y del gobierno local. De hecho, desde el Municipio de Carahue se levantó un reclamo oficial por no haber sido siquiera informados que este evento se realizaría en su comuna, lo que motivó –entre otras razones– reorganizar el encuentro en Temuco”, precisó.

Añadió que “un auténtico «diálogo» con las autoridades ancestrales del Pueblo Mapuche es, antes que nada, un “diálogo político”, es decir, se necesita voluntad política y actuar de buena fe para dar respuesta eficiente a las demandas históricas planteadas, resolver condiciones previas y se requiere decantar naturalmente en forma previa, entre dichas autoridades ancestrales y las organizaciones representativas mapuche, las ideas que formen parte de una mesa de trabajo antes de realizar un Parlamento. La historia da cuenta de las experiencias que han existido y de cómo deben realizarse. De lo contrario, este tipo de eventos son distractivos y confusos”.

Namuncura también extendió sus cuestionamientos de ayer en La Moneda, señalando que “en las horas previas, distintas organizaciones mapuches han expresado su rechazo a este encuentro por su apresuramiento y muy baja representatividad de las autoridades ancestrales; y del mismo modo, su cuestionamiento a la idea del «Comité WallMapu» anunciado ayer en La Moneda, integrado por ministros, subsecretarios y el intendente de La Araucanía para analizar «la situación de La Araucanía» y formular propuestas.

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar