fbpx
Araucanía

Jefes policiales advierten alto poder de fuego en atentados en La Araucanía

Publicidad Publicidad

Un hombre, una mujer embarazada de 5 meses y dos niñas de 8 y 10 años. Así está compuesto el grupo familiar que la noche del lunes viajaba en un furgón que fue atacado a tiros en la Ruta 5 Sur, en Ercilla, Región de La Araucanía. Uno de los proyectiles atravesó el vehículo, sin impactar a los pasajeros. El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, calificó a los autores del ataque como “desalmados”.

Se trata del segundo hecho de esta naturaleza en que aparecen niños afectados. El primero ocurrió a las 23.34 del viernes, cuando una menor de 9 años fue alcanzada por una bala calibre. 22, también cuando se trasladaba con su familia en un camión. Esta situación motivó que la Confederación Nacional de Transportes de Carga anunciara un paro nacional para el jueves.

En el ataque ocurrido el viernes, el vehículo en que se trasladaba la niña recibió seis disparos y los autores del hecho dispararon directamente a la cabina. En tanto, en el atentado ocurrido la noche del lunes en Ercilla, los testigos señalan que por cerca de tres horas se escucharon tiros en la zona.

Las policías estudian con especial cautela el uso reiterado de armas de fuego en los atentados ligados a la violencia rural. La zona, además, está bajo tensión, pues hay una veintena de reos en huelga de hambre pidiendo su liberación.

El prefecto de Carabineros de Malleco, coronel John Cornejo, señaló que “en todos los procedimientos policiales de este año, en varios de ellos hemos logrado sacar escopetas, armamento de grueso calibre tipo fusil y también armas hechizas. Estos elementos, además, no solo causan daño a la policía, sino que también a civiles”. Agregó que las balas que se han encontrado en los sitios del suceso se están periciando e indagando el vínculo con personas ya detenidas. “También se están enviando antecedentes al laboratorio de Santiago para poder obtener mayores muestras”, dijo.

La policía identificó otro patrón de quienes están perpetrando este tipo de delitos, que tiene que ver con la vestimenta. “Estas personas utilizan estos trajes (de camuflaje), que los roban, los hurtan y los utilizan para poder cubrirse y cobardemente, con esas tenidas, atacar a las personas”, indicó el coronel. Este tipo de ropa, de hecho, usaban quienes atacaron el camión en que iba la niña de 9 años.

La PDI también está alerta a esta situación. El prefecto de la policía de civil en Malleco, Carlos Moreno, sostuvo que “la realidad que se está viviendo acá y en La Araucanía es muy preocupante, porque hay un recrudecimiento de la violencia, que está ahora traspasándose a personas inocentes, que se trasladan en ve hículos particulares por la carretera. Por lo mismo, nosotros como institución estamos entregando todas nuestras capacidades para poder esclarecer lo más rápido posible estos episodios. Para ello, incluso, estamos contribuyendo con la prevención, destinando vehículos para circular por la Ruta 5 Sur”. Agregó que “los peritajes balísticos dan cuenta del uso de armamento de un calibre más o menos importante, pero no siempre es así. Por lo menos, cuando se trata de quemar camiones o robar vehículos, lo hacen con escopeta. Esa es el arma más asidua a estos hechos, pero también se han encontrado impactos de grueso calibre en elementos como los trenes que han descarrilado y en los vehículos de Carabineros”.

El Ministerio Público de La Araucanía es otro organismo que se encuentra abordando este punto. El 20 de junio, la Fiscalía de Alta Complejidad de la zona decidió abrir una investigación de oficio con el objetivo de recabar información de hechos en los que han sido utilizados armamentos de tipo fusil, rifle y pertrechos militares.

Ya se ha dictado una serie de diligencias. Entre estas, que los laboratorios de las dos policías de la Macrozona Sur informen todos los casos en que han detectado determinado tipo de armamento, para establecer qué vínculos existen entre las armas y en qué delitos aparecen asociadas.

Héctor Leiva, fiscal jefe de la Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía, indicó que el Ministerio Público, “a través de las distintas investigaciones y trabajo en el sitio del suceso, ha observado la existencia de municiones y del uso de armas de alto poder destructivo, que se ha ido repitiendo en distintos hechos ocurridos tanto en la región como dentro de la Macrozona Sur, y esto ha motivado a crear una investigación para establecer foco de interés de investigación”.

Nuevos atentados

Mientras se realizan los preparativos para la movilización de los camioneros de mañana jueves, ayer en la tarde tres vehículos de carga fueron quemados en el sur.

El primero de los atentados ocurrió en Angol, cuando ocho encapuchados ingresaron a una empresa de áridos, realizaron disparos al aire y quemaron dos camiones tolva. Según los testigos, gritaron pidiendo la libertad de los reos que están en huelga.

Luego, en Contulmo, Región del Biobío, encapuchados quemaron un camión en el km 45 de la Ruta P-60. Para detener los vehículos, habían instalado barricadas en la vía.

Y anoche, sujetos dispararon a un tolva en Pidima, en la comuna de Ercilla, a la altura del km 582 de la Ruta 5 Sur. Los desconocidos obligaron a descender al conductor de la máquina, quien resultó herido con esquirlas del parabrisas destrozado por los balazos, y enseguida prendieron fuego al vehículo.

Respecto de la movilización de los camioneros, el ministro de Defensa, Mario Desbordes, indicó que “en los zapatos de ellos, es comprensible lo que están pidiendo”.

En tanto, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, sostuvo en 24 Horas que el paro no afectará el abastecimiento.

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar