fbpx
Araucanía

Martín Pradenas solicitó cambio de domicilio y el anterior se mantiene con protección policial

Publicidad Publicidad

El pasado miércoles, una vez terminada la formalización, Martín Pradenas, el imputado por la violación de Antonia Barra, solicitó el cambio de su domicilio para cumplir con el arresto domiciliario decretado por el Juzgado de Garantía de Temuco.

Pese a lo anterior, la calle donde se encuentra ubicada la vivienda donde reside habitualmente se ha mantenido con resguardo policial desde la noche del mismo miércoles, debido a las manifestaciones que se registraron en el lugar. 

Nuevo domicilio

La petición del cambio de domicilio se realizó en una audiencia reservada, para así evitar posibles ataques contra Pradenas durante los 120 días de plazo fijados para la investigación del caso.

Es así como ahora el imputado se mantiene cumpliendo el arresto domiciliario en la comuna de Temuco, pero en otro domicilio.

Manifestaciones y protección policial

La protección policial en la vivienda habitual de Pradenas se da luego de que en la tarde del miércoles se registraran diversos incidentes en las afueras del domicilio, en protesta por la decisión del tribunal de no decretar prisión preventiva.

En el lugar, los manifestantes lanzaron objetos, rompiendo vidrios, por lo que personal de Carabineros detuvo a personas y actuó con gases lacrimógenos.

Es por esto que se mantuvo en el sector, durante toda la noche, el resguardo policial, el cual se ha mantenido esta jornada.

Amenazas

La familia de Pradenas, testigos del caso y el juez de garantía de Temuco, se encuentran con protección policial debido a amenazas que han recibido luego de la formalización.

«En las últimas horas la fiscalía ha tomado conocimiento sobre hostigamientos que han afectado a testigos, tras la formalización del imputado Martín Pradenas», detalló la vocera de la Fiscalía Daniela San Martín.

«Estas son personas que han participado durante la investigación y han prestado declaración en el proceso que se sigue por la investigación de los delitos sexuales que afectaron a Antonia Barra y a otras víctimas», agregó.

Además, sostuvo que: «estos testigos concurrieron ante la Policía de Investigaciones y solicitaron medidas de protección, lo cual nos parece un hecho grave y es por ello que el fiscal Miguel Rojas dispuso que de manera inmediata se activaran los protocolo y se le entragaran medidas de resguardo a estas personas«.

«El día de ayer en la Fiscalía se iniciaron dos investigaciones por delitos de amenazas, la primera de ellas se inició de oficio por publicaciones que existen en redes sociales, que hacían público el domicilio del Juez de Garantía Federico Gutiérrez. La segunda en razón de una denuncia efectuada por el padre del imputado Martín Pradenas, quien señaló haber recibido amenazas vía WhatsApp», indicó.

Publicidad
Botón volver arriba
Cerrar